Cuando en 1999 se pone en marcha el proyecto de crear un hotel rural, uno de los pilares básicos sabíamos que tenía que ser la relación del hotel con el entorno.

Para lo cual se pensó desde un primer momento en realizar una rehabilitación fundamentada en parámetros bioclimáticos. Dichos parámetros incluían aspectos del propio diseño arquitectónico del edificio así como la incorporación progresiva de los diferentes sistemas y estrategias que permitieran disponer de un edificio con una reducida huella ecológica. En lo que respecta al apartado de arquitectura se emplearon los escasos recursos técnicos y de información que por aquellos años estaban disponibles. A finales del siglo XX términos como “posicionamiento ecológico, eficiencia energética, huella ecológica, parámetros bioclimáticos, etc.” eran el campo de trabajo y desarrollo de unos pocos. Tras ardua lucha y una estrecha relación con el equipo de arquitectos y demás implicados en el proyecto se realizo un edificio que incorporó desde un principio toda una serie de parámetros y técnicas bioclimáticas, a saber:

 - El edificio se implantó con una orientación óptima para aprovechar tanto la luz como la radiación solar en invierno

- Se utilizaron suelos transparentes que permiten el paso de luz natural desde el lucernario cenital hasta el salón 14 metros mas abajo.

- Se diseñaron sistemas de “ventilación cruzada” en las habitaciones, y “efecto chimenea” en el salón, como ya hacían los Etruscos hace dos mil años.

- Todos los baños se diseñaron con luz natural.

- Se incorporaron en las ventanas pantallas de fibra de vidrio tipo screen para evitar la entrada de radiación solar en verano.

- Se dotó al edificio de una cubierta autoventilada diseñada específicamente para el hotel, que consigue una gran efectividad con un peso muy liviano.

- Se incorporo suelo radiante de agua en las zonas comunes para evitar pérdidas energéticas debidas a los altos techos de estas zonas. Además de funcionar con agua a baja temperatura 45 º

- Todos lo cristales del hotel tienen cámara de aire y existen además grandes paramentos de U GLASS.

- El 95 % de la iluminación de realiza con bombillas de bajo consumo.

- Se ha creado una planta depuradora destinada a tratar el agua residual. Se ha optado por el sistema de oxidación total con recirculación de fangos activos. Con este sistema se puede lograr un grado de depuración del 90% permitiendo la recuperación del agua para riego y se eliminan casi totalmente los parámetros contaminantes, materia orgánica, nitrógeno y fósforo. El agua tratada atiende las necesidades de riego ( goteo por microdifusión y aspersión )del jardín.

- En el patio, se construyó una alberca-aljibe ornamental que recoge el agua de lluvia de las cubiertas.

- Todos los baños del hotel tiene incorporados sistemas de duchas y perlizadores en los grifos que permiten una reducción del agua de casi el 55% sin detrimento del caudal ni de la presión del agua.

- La enfriadora del sistema de aire acondicionado funciona con refrigerante ecológico R 47C.

- Todos los productos de limpieza que se utilizan en el hotel cuentan con la certificación ISO 14000 de respeto al medio ambiente.

- La pérgola del parking se ha diseñado para en un futuro próximo albergar el parque de energía solar, con el objetivo de prescindir del uso del propano.

- No se han utilizados ni pinturas ni barnices con plomo.

- Se dispone de una pequeña planta de compostaje para la elaboración de abono orgánico.

- Se recicla el vidrio, papel y envases de plástico y latas.

- El 80 % de los productos utilizados en el normal funcionamiento del hotel son productos de fabricación local.

PAGINA PRINCIPAL